Consejos para elegir el mejor sofá de calidad

By Editora 1 mes agoNo Comments
Home  /  Consejos  /  Consejos para elegir el mejor sofá de calidad

¿Estás buscando un sofá para tu nuevo hogar? ¿Tu sofá antiguo está muy estropeado y necesita un cambio?

La información que te vamos a dar a continuación te será de gran ayuda para que no te equivoques a la hora de elegir el mueble más importante de tu salón, ya que el sofá es el alma, la pieza que más se utiliza y la que tiene que proporcionarte comodidad y descanso.

 

Mide bien tu salón.

 

Es importante que pienses en que zona quieres ubicar el sofá, y si no lo tienes claro, lleva a la tienda las medidas de toda la superficie, indicando donde hay zonas de paso, ventanas, etc.

Un buen vendedor sabrá aconsejarte con sinceridad para que tu sofá tenga la medida adecuada al espacio.

Piensa en el uso que le vas a dar.

¿Cuántas personas habitan la casa?, ¿Haces a menudo reuniones familiares o con amigos?

No es lo mismo ser cinco personas conviviendo en la casa, que una pareja o una persona sola.

Debes pensar en las necesidades reales; si necesitas muchas plazas orientadas al televisor, o por el contrario quieres formar una zona de conversación con los sofás, porque sueles recibir visitas.

Puedes elegir un sofá grande o con chaiselongue, una rinconera, o bien una pieza central y otras accesorias para hacer la zona de reunión en la que todos puedan tener contacto visual.

Prueba los sofás como lo haces en tu casa.

La mayoría de la gente, cuando va a probar sofás, lo hace con cierto miedo o respeto, ya que evidentemente está en un establecimiento público, pero nosotros te aconsejamos que te pongas cómodo, te quites la ropa de abrigo y te sientes relajadamente en los sofás, como si estuvieses realmente frente al televisor. De ésta forma podrás notar si te gusta la firmeza del asiento, o la suavidad de los respaldos.

Prueba todos los modelos y compáralos, vete descartando y quédate con el que te haya hecho sentir que es el que realmente quieres tener en tu casa.

La comodidad debe ser tu objetivo, no solo la estética.

Pregunta al vendedor por la composición del sofá.

 

Ahora debes informarte acerca de los materiales utilizados en la construcción de los sofás. La estructura debe ser robusta, fabricada en una buena madera. Esto lo sabrás intentando levantar el sofá, el peso te lo va a decir.

Otra parte fundamental son los rellenos y la suspensión de los asientos. Los mejores son los de poliuretano de alta densidad, superior a 30 kg por metro cúbico, este tipo de relleno cede al sentarse, pero siempre recupera su forma inicial. Los tienes de otras densidades muy superiores, pero eso también te da mayor dureza y puede que sacrifiques un poco el confort.

Por otro lado, las suspensiones han de ser de cinchas o muelles en zigzag. Cualquiera de las dos opciones es buena siempre que sean de calidad.

Normalmente el fabricante da una amplia garantía si sabe que su producto es bueno, no lo olvides.

Elige tú el tejido, no solo el color.

Si fabrican el sofá expresamente para tí, seguramente podrás elegir no solo el colorido en un solo tejido, sino que podrás escoger entre diferentes texturas y acabados. Los tejidos naturales, como el algodón y el lino, no son los más ideales en tapicería, ya que son más delicados y además al lavarlos pueden mermar y ser casi imposible volverle a colocar la funda, por eso debes elegir textiles resistentes al frotamiento y a la abrasión, fabricados principalmente en poliéster. Esta resistencia se mide en ciclos, y pueden llegar hasta 250.000, pero ojo, también los hay que solamente resisten 15.000, lo que hará que en poco tiempo el sofá pueda parecer viejo mucho antes de tiempo.

Muy importante es también que la tela ofrezca un acabado anti manchas, por suerte, ahora podemos encontrar tejidos que cuentan con tecnologías cada vez más avanzadas para que tu sofá resista el día a día sin tener que cubrirlo por miedo a que no podamos limpiarlo adecuadamente.

En ésta página puedes encontrar más información sobre los mejores tejidos anti manchas del mercado actual.

No escatimes, invierte en calidad.

No busques solamente ofertas y precios bajos, o te equivocarás. Todo lo que te hemos explicado anteriormente se traduce en un sofá de calidad, pero también con un cierto precio que has de pagar.

Recuerda que el sofá es un lugar en el que vas a pasar muchas horas, por eso al comprarlo, no debes concebirlo como un capricho, sino como una inversión en calidad y confort.

 

 

 

 

Category:
  Consejos
this post was shared 0 times
 000
About

 Editora

  (1 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.